ADAPTARSE A VIVIR CON ESCLEROSIS MÚLTIPLE

ADAPTARSE A VIVIR CON ESCLEROSIS MÚLTIPLE

14 febrero, 2022 |

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica y degenerativa que afecta al Sistema Nervioso Central. Se caracteriza por una desmielinización de varias zonas del cerebro y/o médula espinal, lo cual provoca que crezcan placas de desmielinización y, en consecuencia, la aparición episódica de síntomas muy variados.

La esclerosis múltiple es una enfermedad que por la gran variedad de formas que tiene de poder afectar a la persona se lo conoce comúnmente como la “enfermedad de las mil caras”. En ocasiones se ven afectados el equilibrio, el habla, la memoria, se siente hormigueo en varias partes del cuerpo, hay parálisis total o parcial, etc. No existe actualmente cura para la enfermedad, pero sí tratamientos que se han demostrado eficaces para sobrellevar o detener algunos síntomas, y acceder a un bienestar de vida.

 

Desde el diagnóstico, la persona sabe que la vida ya no va a ser la misma, no puede hacer nada para cambiarlo, pero sí para aprender a vivir con ello de la mejor manera posible. Además, no solo se ve afectada ella sino también su círculo más cercano, por ello, es importante poder abordar esta enfermedad en el ámbito individual, de pareja, familiar, y junto con otros pacientes que se encuentran en la misma situación.

 

Otra consecuencia de la esclerosis múltiple es que existen síntomas no visibles, como la fatiga, un cansancio constante que se ve en aumento, los días de calor o frío intenso, los cuales las personas que se encuentran a nuestro alrededor no pueden visualizar y las personas que la padecen no pueden demostrar. Muchas personas no logran entender ni comprender lo que pacientes están batallando internamente.

El impacto del diagnóstico, la adaptación a los cambios, la incertidumbre, etc., son procesos que generan ansiedad, dolor y preocupación excesiva. Las personas que padecen la enfermedad están en una constante montaña rusa, de subidas y bajadas, y por ello, el acompañamiento psicológico en este proceso largo y de por vida es crucial para una mejor manera de vivir y para aceptar el cambio.

 

Las alteraciones afectivas más frecuentes en las personas con esclerosis múltiple son la ansiedad, la depresión, la tristeza, los sentimientos de pérdida, el miedo, la preocupación y la irritabilidad. En estos casos, es importante hablar con un psicólogo para:

  • Sobrellevar y lidiar el impacto del diagnóstico para facilitar aceptar el cambio de vida.
  • Afrontar la incertidumbre y frustración ante la situación.
  • Manejar el dolor, estrés, ansiedad y la depresión.
  • Mejorar problemas cognitivos mediante la rehabilitación neuropsicológica.
  • Favorecer la autonomía e independencia.
  • Mejorar la autoestima y otras manifestaciones de inseguridad.
  • Encontrar un espacio donde puedas liberar tus emociones.
  • Trabajar en el manejo de control de impulsos.
  • Reducir el pensamiento circular y repetitivo.
  • Crear conciencia hacia los límites.
  • Modificar conductas desadaptativas.

¿Cuándo recurrir al psicólogo?

  • Ataques de pánico, palpitaciones, mareos constantes.
  • Estás muy irritable, todo te molesta.
  • La situación está afectando tu relacionamiento con las demás personas.
  • La vida dejó de ser placentera.
  • No tener ganas de hacer nada.
  • Abundan las emociones negativas disfuncionales.

                                                          

Lic. Tereza Velázquez Maggi

Psicóloga. Especialista en Terapia Sistémica.

Registro Nº 6733

Comentarios: